Balancin Puente Waldorf Rainbow Rocker Madera Nanu XL

$4,500.00

Nanu roko tambien conocido como rainbow rocker.

Funciona como mecedora, puente, túnel, barra o lo que su imaginación sueñe ! cuna para las muñecas ¡pista de los carros! etc… el nanü röko proporciona miles de horas de diversión e imaginación, elaborado con madera sustentable de abedul y protegido con barniz de poliuretano.

Todas sus orillas son redondeadas a mano.

Edad Recomendada 2-6 años

Largo 105 Altura 55 Ancho 61

Soporta 50 kgs

Disponible para reserva

Descripción

¿Qué es un balancín Waldorf?

Un balancín Waldorf, también llamado balancín Pikler, mecedora Montessori, mecedora arcoíris, etc. es uno de los muebles Pikler más divertidos y versátiles.

Se trata de un arco de madera con peldaños (a veces pintados con los colores del arcoíris, de ahí el nombre) que sirve para que los niños trepen, salten, escalen…

En definitiva, un juguete que incentiva el movimiento libre del que habla el método Pikler. Un complemento excelente al triángulo Pikler, ya que pueden unirse mediante rampas para crear un circuito de escalada.

Pero lo más interesante de este juguete es que puede convertirse en un balancín o mecedora con tan solo darle la vuelta, lo que abre un nuevo mundo de posibilidades de juego y diversión para los niños.

Los niños usan el balancín Waldorf para infinidad de juegos, tanto físicos como imaginarios.

Se balancean a modo de columpio, se colocan de pie y mantienen el equilibrio, lo usan como cama para ellos (se pueden poner cojines) o sus muñecos, como puente, cabaña y un sinfín de ideas.

A partir de los 3-4 años los niños empiezan con el juego simbólico (usan un objeto o juguete para representar otro objeto y simular alguna situación que ha vivido o ha visto) y los balancines Montessori son un gran aliado para usarse como parte de los escenario imaginario o de fantasía.

¿Por qué invertir en un balancín Waldorf para la estimulación temprana?

Un balancín Waldorf tiene varios beneficios pero es que además, se trata de un juego súper divertido. Tanto, que es complicado que los niños se aburran con él.

El hecho de que pueda usarse de mil maneras distintas, igual que la tabla curva Pikler, lo convierten en un juguete muy apreciado por los niños y deseado por los padres.

Beneficios del balancín Waldorf para los peques.

Ayuda a la educación motora, desarrollando el equilibrio, la coordinación y la lateralidad
Estimula los sentidos del niño gracias a su diseño, colores (si está pintado en plan arcoíris) y tacto natural de la madera.
Promueve el movimiento libre, permitiendo que el niño explore sus capacidades, habilidades y límites corporales
Fortalece los músculos para un desarrollo sano y una postura corporal correcta (está especialmente recomendado para niños con hipotonía o hipertrofia muscular)
Despierta a la imaginación e incentiva la creatividad (el balancín Waldorf se convierte en una cama, una casa, un puente, un mostrador…)

Medidas de seguridad para el uso del balancín Waldorf.

La mecedora arcoíris es un juguete pensado y diseñado para niños, aún así, como cualquier juguete, no está exenta de algún riesgo; nada que no se pueda solucionar con algunas precauciones.

En primer lugar, si la mecedora Montessori la usa un bebé (en modo balancín o arco de escalada) te recomiendo que debajo de ella coloques alguna alfombra de gateo o de juego para amortiguar los golpes si el peque se cae.

También debes asegurarte que el balancín Waldorf está limpio y seco, para evitar que los niños resbalen. Nada de bebidas o comida cuando jueguen con él.

Y es muy, muy recomendable que los niños jueguen con los pies descalzos o con calcetines. Para mantener limpio el arco o mecedora y también para conseguir el máximo de estímulos sensoriales.

Y lo más importante: los niños deben jugar siempre bajo la supervisión de un adulto.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Balancin Puente Waldorf Rainbow Rocker Madera Nanu XL”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.